¿Qué suponen los Adblockers para las empresas de publicidad?

adblock_planificacionmedios

Lo primero, qué es un AdBlock?

Es una extensión creada para funcionar junto con los diferentes exploradores mas conocidos. Sirve para bloquear todas aquellas ventanas emergentes dentro de una página web. Normalmente estas ventanas emergentes son pop ups comerciales que se van abriendo y superponiendo, muchas veces son intrusivas y alteran el orden natural de lectura de la web, interfiriendo incluso en el uso normal.

Por ahora, la industria publicitaria pierde 22 billones de dólares

Se estima, que los adblockers, pequeñas aplicaciones encargadas de bloquear la publicidad mientras navegamos, supuso una pérdida de ganancias (en 2015) a la industria publicitaria de 22.000 millones de dólares. O lo que es lo mismo, 22 billones de dólares por si no queda claro.

Lo que comenzó siendo una ayuda a navegantes para quitarse publicidad molesta, sobretodo en pequeños dispositivos, y tolerada por navegadores, sí, incluso por el principal actor publicitario, Google, a través de las extensiones de Chrome y Android, ampliándose al resto de operadores como Apple, Firefox, Yahoo… se ha convertido en una pesadilla para la industria, es más, creo que a día de hoy, podemos decir que es una guerra que llega hasta los tribunales.

Es conocido, el tema de Wired que ha llegado a anunciar que bloquerá el acceso a los usuarios que usen algún adblock, permitiéndoles acceder si lo desactivan. Esto ya ocurre en determinadas webs de dudosa calidad para poder acceder a ciertos contenidos. Son los llamados anti-adblocks, scripts que se cargan en la página y detectan si un usuario tiene activado un adblock.

Ante este tipo de casos, los desarrolladores da un paso más en el esperpento y crean los anti-anti-adblocks. Aún no muy desarrollados, son scripts compatibles con Firefox, Chrome, Opera y Safari, y a través de la instalación de terceros y que no siempre garantizan el servicio.

Hace pocas semanas, incluso Google eliminaba de su PlayStore Adblock Fast, otro bloqueador de publicidad que previamente había autorizado dentro de su tienda de apps.  Esta decisión habría pasado quizás inadvertida si no fuese porque Samsung unos días antes, había confirmado que iba a colaborar con la compañía dueña de la aplicación para incorporar de serie este bloqueador en sus navegadores para móviles. A día de hoy Adblock Fast vuelve a estar disponible en el PlayStore. Sin muchas explicaciones y después de que Adblock Fast no incumpliera ninguna norma, lo que está claro es que Samsung apoya este tipo de bloqueadores, mientras que Google ve peligrar su modelo de negocio.

Apple no se queda atrás y el próximo Ios9 para Moble ya incorpora Silentium, para “silenciar” lo que no queramos (siempre nos movemos en términos de publicidad intrusiva o molesta)

Se calcula en unos 198 millones de bloqueadores de contenidos activos en el mundo y que crecen un 41% al año.

 

¿Pero entonces, si atenta contra el negocio de Google, por qué lo permite?

Google permite la instalación de bloqueadores por varios motivos. El principal es que “paga” aproximadamenet 30 millones de dólares al año a AdBlock por incluir una opción para el usuario que permita elegir si tolera cierto tipo de publicidad no intrusiva, la suya. Este canon hace que Google entre en la “Whitelist” de Adblock Plus, que hace que los anuncios de Google no sean rechazados y pasaen el filtro (cada vez más compañías pagan este canon).

La secundaria, es que se sigue asegurando que los usuarios permanezcan en su navedador Chrome, en vez de usar otros como Firefox, que no pone pegas a la instalación de bloqueadores de anuncios.

Google durante años ha puesto todo tipo de obstáculos, pero realmente no infringen ninguna norma, no directamente Google, pero otros medios como por ejemplo algunos periódicos alemanes, denunciaron a AdBlock Plus ante el tribunal de Hamburgo, fallando la sentencia a favor de AdBlock.

El resultado de la sentencia, alude a que AdBlock no elimina la publicidad, sino que la filtra. Siendo un derecho de la navegación del  propio usuario, elegir qué contenido quiere ver.

Otros que se han sumado al carro de pagar a los bloqueadores, aunque no lo reconocen abiertamente, son Amazon y Yahoo.

Llegados a esta conclusión, la industria sigue dando vueltas y más vueltas para ver cómo deshacerse de los molestos (ironía) Adbloquers. Y su principal alegato contra ellos está dentro del código: en su filtro eliminapublicidad, ¿adblock modifica el contenido web de los sitios en los que interviene?, ¿infringe los derechos de propiedad intelectual que sí que tienen estos sites?, aquí está el quid de la cuestión: Adblock modifica en algún momento el código fuente del propietario de la web?, ¿no son los banners publicitarios, parte de los contenidos protegidos del sitio web?, esto es lo que tiene que decidir un juez, ya que realmente los anuncios, ni siquiera están en dichas webs, sino en adservings a muchos kilómetros quizás, y es que nos movemos en un mundo digital/virtual donde los conceptos de espacio y tiempo no siguen las normas de las leyes físicas :).

 

Cómo está el tema a día de hoy

A día de hoy, existe una plataforma abierta a unirse, donde incluso está el principal bloqueador de contenidos AdBlock que lucha por una publicidad aceptable, podéis ver su manifiesto en: https://acceptableads.org/es/

Sus puntos se resumen en conseguir que la industria publicitaria consiga unificar criterios para que:

  1. Los Anuncios Aceptables no son molestos.
  2. Los Anuncios Aceptables no interrumpen o distorsionan el contenido de la página que queremos leer.
  3. Los Anuncios Aceptables son transparentes como tales, nunca engañosos.
  4. Los Anuncios Aceptables son efectivos sin necesidad de ser agresivos.
  5. Los Anuncios Aceptables se adecuan al sitio que estamos visitando.

Recientemente (Marzo 2016), la IAB realizó el Primer estudio sobre el efecto de los Adblockers.

 

¿Quién está controlando todo esto? 

Pagefair, es una compañía Irlandesa, con sede en Dublín que se fundó en 2012 con el objetivo de medir el coste del uso de los adblockers tanto para publishers como anunciantes, y descubrir alternativas a través de publicidad no intrusiva que eludan a los adblockers.

Cuentan con un Blog que está muy bien actualizado https://blog.pagefair.com/ y recientemente han publicado su estudio de 2015 que podéis descargar aquí: 2015_report-the_cost_of_ad_blocking, o en la parte de descargas interesantes que encontraréis en la cabecera de este blog.

 

AdBlocking Cost

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s